Níscalos

Níscalos

By 22 noviembre 2012

Instructions

En una sartén ponemos el aceite (en este caso usé uno infusionado con cayenas para picardearlo un poco)  y doramos los ajos laminados, una vez que se doren los sacamos y reservamos para que no se quemen, introducimos los niscalos cortados en trocitos y doramos para que estén un poco crujientes, ya cuando vemos que están tomando el tostado que queremos metemos el jamón para que quede también crujiente y el ajo que teníamos reservado y terminamos de cocinarlo.
Y este es el resultado, espero que se os caigan las lagrimas como a mi al comerlo porque la verdad es que estaban de muerte!!
La otra receta que os comenté al principio son los níscalos confitados, que nos vienen muy bien para guardarlo durante mas tiempo por si no queréis comeros todos los que consigáis en el campo o los que os den, para que no acabéis tirándolos porque es un pena...
En una cazuela ponemos el aceite, en frío introducimos los niscalos el ajo, las pimientas, el tomillo o romero y un poco de sal y lo dejamos que se vaya confitando a fuego moderado hasta que veamos que salen unas burbujitas y que la temperatura del aceite sea mas o menos de unos 80 grados, en ese momento apagamos el fuego, tapamos y dejamos que se enfríe.

Lo que haremos a continuación es ponerlo en un tarro y con el aceite que sobra lo metemos en una botella para poder utilizarlo en otro tipo de receta. Con esta confitura lo que podemos hacer es reservarla para comerlas tal cual, acompañando una buena carne, hacer unas croquetas o incluso si lo meteis en la batidora podeis hacer un "paté" de níscalos de toma pan y moja...
AÚPA LOS NISCALOS Y LAS SETAS!!!
Print

Muy buenas a todos!!! Ya que se está acabando la temporada de setas he decidido aprovechar y hacer una receta doble, unos níscalos o rovellones con ajo y jamón y níscalos confitados.

El niscalo en una seta que nace sobretodo en pinares, hay otro que crece en robledales que suelen llamar el niscalo de pelo pero este es venenoso, por lo que debeis tener cuidado si no sabeis de que seta se trata, lo mejor es dejarla donde estaba o no cogerla, también hay otro tipo de niscalo comestible que es el «lactarius sanguifluus» llamado asi por el látex que segrega al cortarlo, que es de color sanguinolento.
De el que vamos a hablar hoy es el «lactarius deliciosus», nace en pinares y bosques mixtos, entre las agujas caídas de los pinos, es de color anaranjado con unos círculos concéntricos en su copete, al cortarlo segrega un látex que al cabo de un tiempo se oxida y se pone de color como verdoso, pero que para nada es malo aunque por el color parezca ese trozo de carne olvidado en el fondo de la nevera después de 3 meses.
El niscalo es de esas setas que te hacen sentir como un autentico paisano cuando vas al campo a recogerlas y después te las comes, como diría mi amigo David, porque todo sabe mejor cuando tu mismo lo coges, cazas o cosechas.
Tiene un sabor muy rico y que acompaña bien cualquier guiso o incluso revuelto o puedes hasta comerlo crudo, un sin fin de posibilidades.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *